| Por Marissa Nichols

Tocando el Futuro

Cinthya Miranda-McIntosh y los Triunfadores de la Santa Cruz, El Alcance de Saint Francis High School a Estudiantes de Minorías Primera Generación Que Aspiran ir a la Universidad

Como directora del programa Triunfadores de la Santa Cruz (Holy Cross Achievers, en inglés) de la escuela secundaria Saint Francis, Cinthya Miranda-McIntosh está personalmente familiarizada con la dinámica en las vidas de los estudiantes y sus familias que están dando el salto al sistema universitario por primera vez.

Siendo una graduada universitaria de primera generación, el camino de Cinthya Miranda-McIntosh la ha dotado de una comprensión única de los obstáculos, las necesidades y las preguntas que pueden tener los estudiantes aspirantes de educación superior y sus familias. Esto le permite a ella y a sus colegas orientar a los participantes desde la incertidumbre y la falta de conocimiento sobre el proceso universitario hasta el ingreso exitoso a la universidad y más allá.

Una Experiencia Familiar

Miranda-McIntosh compartió su experiencia: “Nací en México y cuando nos mudamos aquí mi mamá no sabía mucho sobre el proceso universitario.” Por lo tanto, tuvo que encargarse ella misma de aprender el sistema. Esta experiencia la inspiró a trabajar con los estudiantes, comenzando como tutora de matemáticas y ahora en su puesto actual como directora a partir de 2019. “Sentí que era Dios quien simplemente me decía que yo era necesaria para que los estudiantes no tuvieran que pasar solos por el proceso universitario.”

La clave para el éxito del estudiante es caminar con toda la familia. “Apoyamos a los padres, entrenándolos mientras exploran opciones universitarias con los niños, explicándoles que no es contra de ellos si un estudiante decide asistir a una escuela lejana y hablando sobre los beneficios de apoyar la decisión de un niño de asistir a la universidad.”  Emireth Fernández se encuentra actualmente en Triunfadores de la Santa Cruz y describió cómo ha transformado a su familia. “Lo que para otros era conocimiento común sobre la universidad, para mí no lo era. Antes de Triunfadores de la Santa Cruz (HCA por sus siglas en inglés), sentía que mi camino hacia la universidad era incierto, pero ahora veo que mi camino hacia la universidad existe, lo cual es muy importante para mi familia porque estoy logrando un gran paso en mi futuro que mis padres no lograron.”

Miranda-McIntosh a menudo recibe noticias de padres que han pasado por el programa, incluida Nancy Franzino, quien tiene un estudiante actual en Saint Francis y un graduado a quien HCA guió. “Cuando mi hijo mayor era parte de Triunfadores de la Santa Cruz, los líderes del programa literalmente me tomaron de la mano cuando presentó su solicitud para ingresar a las universidades.” Nancy le da crédito a HCA por guiar a toda la familia a través del proceso de solicitudes universitarias, desde la ayuda financiera hasta el simple estímulo diario. Ella compartió enfáticamente: “¡Trabajar con la Sra. McIntosh y HCA ha sido una gran bendición para nuestra familia! Realmente creemos en el programa y lo que representa.”

El Llamado Inesperado al Liderazgo

Cuando le preguntaron por primera vez a Miranda-McIntosh que fuera tutora en el programa, ella admite que no estaba segura que si, siendo estudiante de educación pública, podría marcar una diferencia en Saint Francis High School. “Tan pronto como me dijeron quiénes eran los estudiantes y de dónde venían, me vi en ellos.” Ella accedió a ayudar y nunca miró hacia atrás.

También le da crédito a Saint Francis High por brindar un ambiente en el que el programa ha crecido: “Ahora tenemos alrededor de 68 estudiantes, y cada estudiante tiene un mentor que estará con ellos durante cuatro años. Esto significa que, además de nuestro personal, hay otro adulto que cuida de ellos y consulta con ellos, y no sólo en lo académico.”

La Directora Katie Tekell habló del orgullo que Saint Francis siente por sus estudiantes de HCA: “Son académicos, músicos, artistas, estudiantes-atletas y líderes increíbles, desde robótica hasta grupos de afinidad y ministerio universitario. No sólo contribuyen con sus dones y talentos a nuestra comunidad escolar, sino que el 100 % de nuestros estudiantes de HCA van a la universidad y, lo que es aún más importante, se convierten en líderes llenos de fe en nuestra comunidad.”

El Legado de los Hermanos de la Santa Cruz

El objetivo de HCA es sencillo pero está profundamente imbuido del legado de los Hermanos de la Santa Cruz, la orden religiosa que fundó la Escuela Secundaria Saint Francis en 1955. Según Miranda-McIntosh, “Queremos que nuestros estudiantes tengan un futuro mejor y una transición más fluida desde aquí a la universidad. Nuestras puertas siempre están abiertas. Eso es lo que querían los hermanos: ese es su legado.”

Tekell añadió sobre este legado: “Cuando el Beato Basil Moreau fundó la Congregación de la Santa Cruz, tenía la intención de brindar educación a todos aquellos que la necesitaban; ‘Encontrar a los estudiantes donde están y ayudarles a avanzar.’” A nivel práctico, este paso hacia la universidad para los miembros de HCA se facilita a través de visitas organizadas a las universidades, redacción de currículums y paneles de exalumnos, que son vitales para el éxito de los estudiantes. Miranda McIntosh explica: “Los estudiantes escuchan cuando los exalumnos hablan de ‘cómo lo logramos.’ Después de hablar con un exalumno, he sido testigo de cómo estudiantes actuales que no estaban seguros acerca de una especialización o un camino tomaron una decisión más informada.”

Carlos Zaizar, ex alumno de Saint Francis y graduado universitario, ahora técnico veterinario, habló sobre cómo Triunfadores de la Santa Cruz ayudó a su éxito: “HCA era el sistema de apoyo y la estructura que necesitaba. Mis exámenes médicos fueron extremadamente difíciles, ya que no es fácil para mi tomar exámenes. Apliqué todos los hábitos de estudio que aprendí a través de tutorías en HCA durante toda la universidad.”

De manera similar, el exalumno Nathan Franzino compartió cómo la atención afectó sus estudios. “Siento que nunca podré pagarles la dedicación y paciencia que tuvieron conmigo. Van más allá por todos los estudiantes que utilizan su programa y recursos. Me transformaron de un exestudiante de primer año de secundaria que nunca leía con un GPA de 2.7 a un estudiante universitario con un GPA de 3.8. Esa transformación se debe a que su dedicación bendijo mi vida.”

Triunfadores de la Santa Cruz Como familia

El enfoque de Triunfadores de la Santa Cruz incluye eventos de bienvenida centrados en la familia en el campus, como barbacoas familiares, retiros de verano y noches informativas. Estos eventos permiten a los estudiantes y sus familias hacer preguntas, conocer al liderazgo escolar y sentirse cómodos en el campus.

El estudiante actual Christian Chifan dijo esto sobre Miranda McIntosh, utilizando términos de familiaridad que caracterizan la cercanía que aquellos en el programa sienten hacia su mentor. "La dedicación de la Sra. M&M y del resto del personal de HCA hacia mí y hacia los demás estudiantes de nuestro programa es algo que no subestimamos.” Este aprecio por la HCA continúa mucho después de que los estudiantes se hayan graduado.

Miranda-McIntosh proporcionó un ejemplo. “Hace alrededor de dos semanas, recibí un mensaje de un alumno que decía: ‘Sólo quiero informarle que fui admitido en la Universidad Loyola Marymount para realizar mi maestría.’” También recibe mensajes de estudiantes que desean compartir su vida con su antiguo mentor. “Estos mensajes dicen cosas como: ‘Oye, ¿tienes tiempo para charlar? Quiero hacer algo contigo, ¡completamente de la nada! Mensajes como ese alimentan mi fe.”

Tres de los cuatro administradores de HCA también son graduados universitarios de primera generación, como Miranda-McIntosh, lo que marca el ambiente de comprensión, apoyo y “familia,” que es la palabra que usa Miranda-McIntosh para resumir al grupo. “Siempre nos referimos a nosotros mismos como una familia, y creo que si hablan con alguno de los niños, lo primero que diría es que somos una familia, una comunidad donde ellos pueden ser ellos mismos y los vamos a ayudar a avanzar.”

Tocando el Futuro

Como discípula misionera, Miranda McIntosh continúa esforzándose por brindar el apoyo que ella y su familia necesitaban cuando era estudiante de secundaria. Cuenta una historia que le confirma que está en el camino correcto. “Cuando me convertí en directora del programa, había una mamá que me fue a ver después de que acepté el puesto. Ella vino, me abrazó y me dijo: “Gracias.” Cuando Miranda-McIntosh le preguntó por qué le agradecía, la madre explicó: “Gracias por darles un modelo a seguir a mis hijas. Eres una mujer, una mujer minoría, graduada universitaria y siempre te admirarán.”

Muchos de los Triunfadores de la Santa Cruz se convierten en historias de éxito, una afirmación tangible para Miranda-McIntosh de su papel como educadora, directora, graduada universitaria de primera generación y Fe. Ella dice: “Trabajar en este programa es tocar el futuro, donde ves los frutos de las semillas que plantaste hace muchos años en los estudiantes. Crecen para devolver lo que han aprendido y ahora sirven a los demás, brindando servicios a otras generaciones.”


Cinthya Miranda-McIntosh ha sido educadora en Saint Francis High School desde 2002. Ha enseñado matemáticas y español durante sus 22 años en SFHS. Es directora de los Tirunfadors de la Santa Cruz desde 2019.