Share this story

If These Buildings Could Talk:

Si Estos Edificios Hablaran:

Una Breve Historia de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe

LAS RAÍCES DE UNA COMUNIDAD DE FE

En la década de 1940, mexicanos empezaron a llegar a San José y se unieron a las familias puertorriqueñas en el barrio de Mayfair. En un momento en el que no había misas en español en todo el valle, los católicos de Mayfair colectaron miles de firmas para solicitar su propia parroquia al Arzobispo John Joseph Mitty de San Francisco. El esfuerzo fue fructífero. En 1953, el Padre Donald McDonnell adquirió de la Parroquia San Martin de Tours su templo original. El traslado de la iglesia al Kammerer Street en Mayfair fue realizado principalmente por feligreses voluntarios. La Misión de Guadalupe se convirtió rápidamente en un bullicioso centro no solo de convivio y cultura latina, sino del abundante consumo de menudo preparado por las Guadalupanas, miembros de la comunidad de la Misión.

Uno de los feligreses originales de la Misión de Guadalupe era un joven llamado César Chávez. Bajo la enseñanza del Padre McDonnell sobre la justicia social católica y los principios de la resistencia sin violencia, Chávez descubrió su vocación como activista comunitario y llegaría a ser líder de la Unión de Campesinos (United Farm Workers Union).

En 1974, el edificio se trasladó nuevamente a su ubicación actual para convertirse en el salón parroquial. McDonnell Hall es ahora un Monumento Histórico Nacional.

ALCANZANDO LA MADUREZ

La Misión de Guadalupe se convirtió en la Parroquia Franciscana de Nuestra Señora de Guadalupe (OLG por sus siglas en inglés) en 1961. El Padre Tony Soto y el Padre Rey Flores adaptaron y promovieron el movimiento Cursillo no solo como una experiencia de conversión a Cristo sino también como un semillero de líderes laicos comprometidos.

La primera Misa en una hermosa iglesia nueva en East San Antonio Street, construída principalmente por voluntarios dirigidos por los Cursillistas, se celebró el 12 de diciembre de 1968. En marzo del mismo año, el Senador Robert Kennedy visitó Mayfair y allí asistió a misa. Sería asesinado en Los Ángeles tres meses después.

Un estudio Bíblico que el Padre Tony McGuire comenzó en OLG en 1972 se convirtió en el primer programa permanente de Diaconado en la Arquidiócesis de San Francisco. De los primeros doce ordenados, ocho eran de OLG.

El Padre McGuire también fundó el Centro Pastoral para desarrollar programas más efectivos de preparación sacramental en español, principalmente para OLG, Sagrado Corazón en San José, y San Antonio en Redwood City. El Centro también se enfocó en la formación de líderes laicos hispanos (Agentes Pastorales) que asumirían puestos de liderazgo en toda la Diócesis durante los años venideros.

El Obispo Pierre DuMaine, el primer obispo de la Diócesis de San José, inauguró las Procesiones Diocesanas anuales que se llevan a cabo el viernes antes de la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. Cada año, las delegaciones de las parroquias circundantes son bienvenidas por los feligreses de OLG en una celebración con música, canciones, bailes y rosas. Guadalupanas verían a más de 11,000 devotos reunirse en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe cada año- antes de la pandemia del 2020.

LA FE SIGUE DANDO FRUTOS

Una parroquia diocesana desde el 2011, OLG sigue siendo un lugar de solidaridad y justicia social. Las Personas Actuando Juntas en Comunidad (PACT por sus siglas en inglés), San Vicente de Paul, el Centro de Capacitación Laboral (CET por sus siglas en inglés), Cooperativas de Crédito, Cursillos, y un programa de comida que atiende a más de 3,000 familias a la semana, son algunas de las iniciativas que han empezado y/o prosperado en OLG.

Los edificios de Nuestra Señora de Guadalupe son testigos de una larga historia de creyentes que han organizado y encauzado sus habilidades creativas, recursos y tiempo para construir algo para todos. Fueron principalmente feligreses en 1953 quienes crearon la Misión de Guadalupe, feligreses que en 1968 construyeron la iglesia actual, y son feligreses los que están constantemente manteniendo y renovando las instalaciones. Es lo que hace la gente de Nuestra Señora de Guadalupe.


El Padre Robert Brocato fue Vicario Parroquial de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde ahora está jubilado y continúa activo en su ministerio.