Share this story

Recién casada hablando en español sorprende al Papa Francisco

Recién casada hablando en español sorprende al Papa Francisco

El 25 de septiembre de 2021, el Obispo Emérito Patrick J McGrath presidió mi misa nupcial con mi esposo Christopher Castillo en Stanford Memorial Church, junto con nueve concelebrantes de la Diócesis de San José, Oakland y San Francisco. Unos meses más tarde, visitamos al Papa Francisco para la bendición sposi novelli, donde el Papa Francisco bendice a las parejas casadas en los últimos dos meses después de unas audiencias generales en el Vaticano.

Incluso antes de que Chris me propusiera matrimonio en 2019, ya había investigado cómo conseguir boletos para la bendición sposi novelli porque estaba tratando de convencer a Aaron y Connie (mi hermano y mi cuñada) para que fueran como recién casados. Después de que Chris y yo nos comprometimos, me puse en contacto con las hermanas de la Universidad Pontificia de Roma, y así fue como pude reservar boletos para diciembre de 2021.

Tenía una poca de experiencia viajando a Roma cuando fuimos para la Audiencia General del Papa. Mi mamá (Margarita) nos llevó a mi hermano y a mí a visitar a San Juan Pablo II en el 2000 para la Peregrinación Gran Jubileo. ¡En ese momento, la multitud era tan grande que mi mamá nos puso correas a mi hermano y a mi para no perdernos! Yo sólo tenía ocho años.

Cuando comencé a planear nuestra visita con el Papa Francisco, acordé con Chris de levantarnos a las 4 am y hacer fila en la Basílica de San Pedro a las 5:30, no más tardar de las 6 am. Por supuesto, Chris estuvo de acuerdo  (aunque puede haber pensado que estaba loca), ¡y seguimos el plan!

Pensé que las multitudes y las líneas de seguridad serían tal como las recordaba, y estaba totalmente equivocada. No había mucha gente ya que hacía mucho frío y, por supuesto, las restricciones de COVID requerían protocolos estrictos. Esperamos afuera hasta alrededor de las 7:30 am cuando las guardias nos dejaron entrar y procedimos a sentarnos en la primera silla, en la primera fila, justo en frente del Papa Francisco mientras daba su conferencia general.

Después de la audiencia, se acercó con 40 a 45 personas antes de pasar a la fila de sposi novelli. Cuando llegó con nosotros, yo tenía mis puntos de conversación listos y comencé a hablarle en español.

Soy taiwanés, pero sé algo de español. Mi esposo es una mezcla de filipino y mexicano, pero no habla español. El Santo Padre se sorprendió tanto al escucharme que le respondió a Chris en español. Tuve que decirle: “Él no entiende, yo puedo hablar español, ¡pero él no!” El Papa se rió y le dijo a Chris, “¡Pero ella es china! Esperaba que hablara chino. ¡Habla bastante bien!”

Después de ese intercambio en el que se reía con nosotros, nos dio una breve bendición y tuvo que seguir adelante. Yo estaba un poco triste porque me di cuenta de que la mayor parte de nuestro intercambio fue él riendose y sorprendido por mi habilidad de hablar español. Pensé que tendríamos una conversación más profunda, ¡pero se nos acabó el tiempo tan rápido!

Nos retiramos sintiéndonos increíblemente bendecidos de poder compartir nuestra historia de manera más amplia. Reflexionando sobre nuestro intercambio con el Papa Francisco, creo que fuimos afortunados de haber tenido un intercambio significativo aunque ciertamente breve. Fuimos la única pareja con la que habló el Papa Francisco. Fue una interacción profundamente humana, divertida, impactante y significativa. ¡Nos sentimos tan bendecidos de haber estado en su presencia y haber recibido su bendición!