Share this story


Honrando a una mujer santa que sufrió mucho

Toda mi vida ha sido un regalo de Dios

Si me encontrara con esos cazadores de esclavos que me secuestraron y con los que me torturaron, me arrodillaría ante ellos para besarles las manos porque, si no hubiera sido por ellos, no me habría convertido en una mujer cristiana y religiosa”. - Santa Josefina Bakhita

Imagínese ser una niña que vive una vida feliz y cómoda, hasta que un día es terriblemente secuestrada y vendida como esclava.

Esta es la historia de una mujer africana que, después de años de un trato horrible, profesaba que nunca habría llegado a conocer a Jesús ni habría entrado en su Iglesia, si no hubiera sido secuestrada.

Santa Josefina Margarita Bakhita nació alrededor de 1869 en la región de Darfur, en Sudán. Cuando era niña, fue secuestrada por traficantes de esclavos árabes y obligada a caminar cientos de millas hasta un mercado de esclavos para venderla.

Con el tiempo, Josefina fue vendida a un cónsul italiano que la llevó a Italia. Allí se dirigió a una escuela de las Hermanas Canossianas, una congregación misionera internacional. Josefina se sintió atraída por Cristo y quería aprender más sobre la Iglesia Católica. Finalmente, en 1890, celebró los sacramentos de la iniciación cristiana y, seis años después, se unió a las religiosas de las Hijas de la Caridad de Canossa.

Durante los siguientes 42 años, fue cocinera y portera en su convento. Su espíritu misionero la llevó a viajar a otros conventos para compartir su historia y preparar a otras hermanas para el trabajo en África. La gente local amaba su forma de ser tanto gentil como santa, y se sentían seguros en su presencia. El Papa Juan Pablo II la canonizó en el año 2000. Es la primera persona canonizada de Sudán y es la santa patrona del país. Su fiesta se celebra el 8 de febrero.

Lo que sigue es un plato tradicional sudanés en honor a Santa Josefina. ¡La receta tiene un sabor maravilloso! Mientras saboreamos la hermosa cocina de esa parte de África, también podemos centrar nuestras oraciones en Santa Josefina Bakhita en febrero y pedir su intercesión para la protección de todas las personas amenazadas por la esclavitud y trata de personas.

Honoring a Holy Woman Who Suffered Greatly
Photography by Shane Folkertsma

Michellle Sessions DiFranco es diseñadora y ocupada madre de tres hijos.

Read this article in English! (Versión en ingles)