Share this story


 | Marissa Nichols

Dirigidos por el Señor: La Causa de la Sierva de Dios Cora Evans

Mike McDevitt y Mike Huston analizan sus roles transformadores como custodios

Cuando el Padre Frank Parrish, S.J. le pidió a Michael McDevitt que fuera custodio de los escritos de la Sierva de Dios, Cora Evans, convertida al catolicismo, residente de Boulder Creek, y mística que ahora está siendo considerada para la posibilidad de ser elevada a Venerable por la Santa Sede, Michael respondió: “Sí.” Luego preguntó: “¿Qué es un custodio?”

Más de veinte años después, McDevitt afirma que es nuestro Señor quien continúa respondiendo esa pregunta. Lo escribe en la introducción a Los Escritos Seleccionados de Cora Evans, un manual que introduce al lector en el prolífico corpus de Cora que detalla de primera mano sus encuentros con Cristo, Nuestra Señora, y cómo se le confió divinamente la promulgación de una devoción a la Humanidad Mística de Cristo. 

McDevitt cuenta con una conexión personal con Cora, ya que el Padre Frank Parrish es su tío y también fue director espiritual de Cora durante doce años hasta que falleció en 1957. Su primo Mike Huston también asumió la responsabilidad de defender la causa de Cora. Su asociación comenzó en 1993 cuando Michael McDevitt le pidió a Huston que les ayudara a desarrollar un retiro de tres días basado en reflexiones de los escritos de Cora. Huston se ha dedicado a Cora y la Humanidad Mística desde entonces.

Cora Evans nació en 1904, era una mujer laica, y fue criada y casada en el Templo Mormón de Salt Lake City. Su supuesta primera experiencia mística, una aparición de Nuestra Señora, ocurrió cuando tenía tres años, la cual sólo llegaría a comprender mucho más tarde. En 1935, mientras vivía en Ogden, Utah, Cora estaba enferma en cama, mientras al otro lado de la habitación una radio transmitía la Hora Católica local. A pesar de su aversión al catolicismo, Cora escuchó a Monseñor Duane Hunt hablar sobre la fe católica y la Virgen María. Después de su conversión, Cora influyó a muchos mormones para que se hicieran católicos a través de sus escritos y virtudes heroicas antes de mudarse a California.

Los Testigos de Cora

El Padre Frank Parrish fue nombrado director espiritual de Cora en 1945, cuando ella y su familia se mudaron al sur de California. Allí, Mike McDevitt tuvo la oportunidad de conocer personalmente a Cora: "Cuando yo era pequeño, Cora visitó la casa de nuestra familia y supe que era alguien especial."  De manera similar, Mike Huston tiene un vínculo personal con Cora a través de miembros de su familia: "Mi abuela, mi madre y mi padre eran muy cercanos a Cora. ​​Fueron testigos de su santidad y su vida mística. La observaron en éxtasis y fueron testigos de sus estigmas, fragancias de santidad y virtudes heroicas, formaron parte de su círculo de amigos que la alentaron, apoyaron y protegieron durante los últimos siete años de su vida.”

"El mensaje de Cora se centra en abrazar la presencia real y llevar a Jesús con nosotros todos los días. Somos sus templos y Jesús quiere vivir su vida resucitada a través de nuestra humanidad.” - McDevitt

Cuando se les preguntó acerca de su creencia en la causa de Cora, tanto Huston como McDevitt testificaron firmemente que los escritos de Cora eran una fuente de edificación personal y beneficiosos para los fieles. Además, consideran a la propia Cora como una figura importante para la Iglesia, especialmente para los convertidos y las madres que han perdido hijos. Mike Huston vinculó la misión de Cora de promover la devoción a la “Humanidad Mística de Cristo” con el Avivamiento Eucarístico de hoy: “Jesús habló con Cora sobre esto hace más de setenta años. La Humanidad Mística es un renacimiento de la Eucaristía, y la vida y los escritos de Cora lo respaldan.” McDevitt hizo eco de la declaración de Huston: “El enfoque del Avivamiento Eucarístico está en la presencia real de Jesús. El mensaje de Cora se centra en abrazar la presencia real y llevar a Jesús con nosotros todos los días. Somos sus templos y Jesús quiere vivir su vida resucitada a través de nuestra humanidad.”

Espiritualidad Eucarística 

Su sitio web explica la Espiritualidad Eucarística que forma parte del mensaje de Cora, “La Humanidad Mística de Cristo, una forma de oración que anima a las personas a vivir con una mayor conciencia de la presencia interior de Jesús en su vida diaria.” Mike Huston explicó: "La Humanidad Mística es un proceso de apertura de uno mismo y del corazón para invitar a Jesús a estar con nosotros todos los días."

A través de retiros, tanto McDevitt como Huston han sido testigos del efecto transformador de esta devoción. Huston afirma: “Nuestros retiros y charlas se basan en compartir la fe con los participantes del retiro. Sus respuestas después de leer y reflexionar sobre los escritos de Cora son increíblemente edificantes e inspiradoras, sabiendo el efecto que tuvieron en ellos.” Mc Devitt agregó: “El intercambio de la fe y la misa, en un ambiente de retiro con miles de laicos, ha sido un proceso de transformación gradual.”  Cuando se le preguntó cómo se había transformado personalmente, respondió: “Me di cuenta de que debo vivir la espiritualidad eucarística para enseñarla a los demás. Es la forma en que vivo, la forma de oración que he enseñado; está destinado a todos los fieles.”

Reflexionando Sobre el Proceso:

McDevitt, quien fue el primero en decir “sí” a convertirse en custodio, continúa creciendo en su comprensión de su título: “Al reflexionar sobre la oportunidad que me han dado de ser custodio, me siento honrado. Durante los primeros años de este ministerio, solía hacerme la pregunta: 'Señor, ¿estás seguro de que tienes a la persona adecuada?' Ahora me doy cuenta de que mi papel se resume mejor en ser una persona que hace lo que debe hacer o lo que se espera de él.” Michael Huston reconoce que aprender los pasos prescritos por la Iglesia para la canonización no fue tarea fácil: “El proceso de canonización ha sido extremadamente complicado para nosotros, siendo peticionarios laicos de la causa de una persona laica. Carecíamos de conocimiento o experiencia en Derecho Canónico, pero nuestro camino ha sido asombroso.”

La convicción de ambos custodios por la causa de Cora no ha disminuido. Para Huston, “me di cuenta de que el trabajo de Cora era importante para la Iglesia y Jesús quería que su vida y su obra fueran conocidas. Creo sin lugar a dudas que Jesús quería que yo participara en este ministerio.”  McDevitt compartió una inspiración similar: “Sigo inspirándome en la divina Providencia que actúa en cada área del proceso de santidad, incluido nuestro postulador, la financiación, el desarrollo de la comisión histórica, los censores teológicos, los abogados canónicos y nuestro postulador de Roma. Hemos sido guiados por nuestro Señor durante todo el proceso.”

"Carecíamos de conocimiento o experiencia en Derecho Canónico, pero nuestro camino ha sido asombroso.” - Mike Huston

Dirigidos por el Señor

“Nuestro lema pasó a ser 'Dirigidos por Nuestro Señor,' ya que él eliminó todos los obstáculos y abrió nuestro camino hacia el éxito,” explicó Huston, y relató que, para él, “aprender más sobre la vida de Cora y sus escritos por sí solos transformó mi fe en un amor más personal por Jesús.”  Los escritos de Cora también acercaron a McDevitt a Jesús: “Cuando era adolescente, leí el borrador de El Refugiado del Cielo. La historia de la vida de Jesús influyó mucho en mi fe y en mi aprecio por las profundidades de la espiritualidad de Cora.”  McDevitt compartió una oración atribuida a Cora: “Que Dios te bendiga con todos los deseos del Padre Eterno y bendiga los deseos de tu alma.” Para ambos hombres, en términos de bendiciones, trabajar por la causa de Cora es una gran bendición. Mike Huston dice: "Promulgar la Humanidad Mística y la Causa de Cora ha sido una responsabilidad importante para mí durante los últimos veintinueve años y ha sido una de mis mayores bendiciones."

Cora murió en 1957 en Boulder Creek, California, y está enterrada en el cementerio de la Misión de Santa Clara. Su causa de santidad fue abierta en 2011 por la Diócesis de Monterey y aprobada y enviada al Vaticano en 2023 después de doce años de investigación. Se necesitan dos milagros para que alcance la santidad.

 

Cora and Father Frank

Mike Huston creció en Los Ángeles y asistió a la Universidad de Santa Clara. Trabajó en San Francisco para la consultoría Towers Perrin y fue Vicepresidente Ejecutivo y Gerente Regional para el oeste de los Estados Unidos. Ha sido feligrés de la Parroquia del Sagrado Corazón durante cuarenta años.

Michael McDevitt es un líder de retiros y orador de motivación espiritual muy respetado. Es el Director Ejecutivo de Mystical Humanity of Christ, Inc., una organización editorial y de servicios católicos sin fines de lucro. Él y su esposa Pam son feligreses de Santa Catalina de Siena en Burlingame, California. Tienen cuatro hijos y ocho nietos.